close
ABC.es

Pánico a volar a China mientras los extranjeros son evacuados

Pánico a volar a China mientras los extranjeros son evacuados



Mientras empieza la evacuación de los extranjeros atrapados en Wuhan, la ciudad en cuarentena por la epidemia de neumonía que asuela a China, aerolíneas como Iberia, British Airways y Lufthansa suspendieron ayer sus vuelos con este país y otras como Air France, American Airlines, United, Finnair o Air Canada los redujeron drásticamente al desplomarse la demanda por miedo a la enfermedad. Eso es lo que sucede cuando un país cierra una provincia entera con casi 60 millones de habitantes: corre el riesgo de que el resto del mundo lo ponga a su vez en cuarentena.

En cadena, la decisión de esta docena de líneas aéreas se produjo después de que el Reino Unido previniera de viajar a China salvo que fuera imprescindible y tras el agravamiento de la epidemia. A pesar de la cuarentena en la provincia de Hubei y las restricciones a los transportes y movimientos de población, la enfermedad sigue extendiéndose por todo el país y propagándose por el extranjero, con contagios directos en Alemania y Japón. Precisamente, 206 japoneses fueron ayer de los primeros en ser evacuados de Wuhan junto a 240 estadounidenses, entre ellos el personal del consulado en esta ciudad. Mientras los primeros se dirigieron a Tokio para seguir una cuarentena de dos semanas en sus casas, salvo los que presentaban síntomas de neumonía y fueron hospitalizados, los segundos volaron a una base militar de California haciendo escala en Alaska, donde se comprobó su salud. Esta semana, Corea del Sur evacuará a sus nacionales y lo mismo hará Francia con los suyos y con un centenar de ciudadanos de la Unión Europea, entre ellos la veintena de españoles que están en Wuhan. Australia sacará a 600 de sus nacionales y a 53 neozelandeses, a los que confinará en cuarentena en un centro para inmigrantes en la isla de Navidad, a 2.500 kilómetros del territorio principal. Para todos, era angustioso seguir en Wuhan.

En apenas dos meses, el nuevo coronavirus surgido en esta ciudad ya ha contagiado en China a más gente que el SARS en ocho. Originado también en China de un coronavirus similar al actual, aquel síndrome respiratorio agudo y severo infectó solo en este país (sin contar a Hong Kong ni Macao) a más de 5.200 personas entre noviembre de 2002 y julio de 2003, a las que hay sumar casi 3.000 en 14 naciones más. Desde que se diagnosticaron los primeros casos en diciembre en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, el coronavirus 2019-nCov llevaba anoche 7.711 contagiados. Además, se ha cobrado 170 vidas, casi la mitad de las 349 que se llevó en su momento el SARS, que en total mató a 775 personas en todo el mundo.

Lo peor de todo es que la enfermedad continuará propagándose. Según Zhong Nanshan, jefe de los expertos chinos encargado de contener la epidemia, el número de víctimas e infectados subirá hasta alcanzar su pico la próxima semana. «Es muy difícil estimar cuándo el brote alcanzará su punto máximo. Pero creo que será en una semana o diez días y entonces no habrá aumentos a gran escala», explicó a Xinhua.

Pandemia
Pero otros expertos, como los de la Universidad de Hong Kong, disienten. Calculando que el número de infectados es mucho mayor y supera los 44.000, auguran que el pico de la epidemia no llegará hasta abril o mayo a grandes ciudades como Pekín, Shanghái, Cantón (Guangzhou), Shenzhen y Chongqing. Al mando de ese estudio, el decano de la Facultad de Medicina y asesor del Gobierno local de Hong Kong, Gabriel Leung, advirtió de que «tenemos que estar preparados porque esta epidemia puede convertirse en una pandemia global». En su opinión, la enfermedad no remitirá hasta junio o julio si no se toman «medidas draconianas». Eso es lo único en que coinciden ambos expertos, que abogan por el endurecimiento de los controles para reducir los movimientos de población y la detección temprana, así como por el aislamiento de los infectados y una cuarentena para los casos sospechosos de dos semanas. Ese es el tiempo que, como máximo, tarda el coronavirus en incubarse, pero el problema es que puede ocultar sus síntomas y transmitirse a otras personas durante dicho periodo. El reto ahora es la operación retorno de las vacaciones por el Año Nuevo Lunar, cuando cientos de millones de personas volverán a las ciudades. Al igual que en la operación salida, las autoridades tratarán de limitar el flujo de población con más restricciones a los transportes y alargando las vacaciones. La buena noticia es que un equipo de médicos de Hong Kong dirigidos por Yuen Kwok-yung, uno de los héroes contra el SARS hace 17 años, asegura haber desarrollado ya una vacuna contra el nuevo coronavirus.



Source link : https://www.abc.es/sociedad/abci-panico-volar-china-mientras-extranjeros-evacuados-202001300436_noticia.html

Author : (abc)

Publish date : 2020-01-30 03:36:33

Copyright for syndicated content belongs to the linked Source.

Tags : ABC.es

The author News2